Tuesday, 1 December 2015

La cocalización de México

'La Secretaria de Cultura es una propuesta ideológica para homogeneizar la identidad nacional' 
Julio Glockner Rossainz (1955-) Antropólogo mexicano
La sociedad multicultural será desvalorizada de concretarse la Secretaria de Cultura, ya que se desvinculará a la cultura de la educación pública.
La iniciativa de Enrique Peña Nieto propone fusionar en el Conaculta todas las áreas relacionadas con la cultura. En teoría lo que se busca es fomentar, preservar, estimular, promover y renovar las tradiciones y manifestaciones artísticas y culturales, con acento en la difusión del patrimonio histórico mexicano a nivel internacional.
Las criticas no se hicieron esperar. El antropólogo Julio Glockner Rossainz dijo que el plan es fundir la diversidad cultural en una identidad nacional única. Asimismo, mencionó que lo que se busca es abrir un gran mercado de cultura y tradiciones, con el objetivo ulterior de mercantilizar aún más las zonas arqueológicas. Glockner enfatizó el hecho que por lo general la identidad cultural y la identidad nacional no coinciden.
Esto de centralizar cada vez más el poder ha resultado en el olvido institucional de las múltiples culturas y etnias que componen a la nación. Prácticamente estamos borrado su historia, para en su lugar establecer una sociedad aferrada al crédito para el consumo. Como ejemplo de dicha estandarización cultural que mejor que el último comercial de TV del refresco más famoso del mundo. Esta nos muestra a un grupo de jóvenes misioneros de piel blanca acudiendo con urgencia a una comunidad indígena del sur del país, para ‘evangelizarlos’ y salvarlos con su corporativismo mediático de tintes neocoloniales.
En este sentido, la modernización nos está siendo forzada de forma corporativa y no educada públicamente como nos prometió el Estado. Algunos efectos de esto son: Primero la concentración de la riqueza en pocas manos, lo cual ha interpuesto una barrera invisible entre ricos y pobres, los cuales son cada vez más despreciados. Dicha divergencia ha solidificado la alta cultura ‘global’ que nos es vendida como la más deseable por los medios y las empresas. Sin embargo el Estado policiaco que hemos montado en supuesta ‘seguridad’ ha materializado dicha barrera socio económica y cultural. Es así como la multitudinaria presencia de la fuerza pública le sirve al sistema para segregar a los sectores de la población que no cupieron en la nave de la dichosa modernización.
La mono cultura globalizada que nos seduce es en términos religiosos una especie de monoteísmo, que en nuestro caso contemporáneo tiene en el dios dinero a su máxima divinidad. Por eso me parece irrisorio que a estas alturas se incurra en más deuda privada para tratar de imponernos una identidad nacional. Le recuerdo, estimado lector, que este tipo de prioridades son las que caracterizan a los regímenes fascistas, que encuentran en la identidad una oportunidad para ejercer mayor control sobre la sociedad, mientras hacen negocio con su patrimonio histórico.
Me queda claro que el modificar el acrónimo IFE por INE para normalizar la palabra ‘nacional’ en el discurso público político fue la antesala para la susodicha Secretaria de Cultura. La pregunta es, ¿nos van a intercambiar la IFE por una credencial que nos identifique como mexicanos, o tendremos que portar ambas? ¿Será una credencial la insignia y símbolo de una identidad plastificada?
¿Qué no deberían educarnos en identidad nacional en las escuelas, en vez de hacerlo en los medios masivos como propaganda?¿No será más prioritario invertir en esos 33.8 millones de mexicanos, que según el Banco Mundial, sobreviven con $33 pesos al día?
O mejor aun, ¿por qué no desburocratizar la representación política, que no hace más que proponer proyectos costosos, que irónicamente no nos alcanzan?
No se trata de anarquías, se trata de descomplejizar nuestro sistema social, descentralizando el poder. Si no hacemos algo por simplificarnos la vida acabaremos enfrentados todos contra todos.
Estandarizar para mercantilizar es abaratar la cultura.
Comments
Juan Carlos Guerra
Write a comment...

No comments:

Post a comment