Thursday, 10 December 2015

Aferramiento irracional

‘‘Mientras Assad permanezca en el poder será imposible detener la guerra ’’
John Kerry (1943-) Secretario de Estado de EUA

La alianza occidental está consciente de lo que significaría permitir que Rusia reacomode las fuerzas geopolíticas en Medio Oriente, y por eso ha reactivado su beligerancia conjunta. 

La excusa de los atentados en París y la supuesta amenaza islámica a su forma de vida está siendo utilizada ahora también por Inglaterra y Alemania, cuyos legislativos han aprobado nuevos bombardeos en Siria. 

La verdad es que el derribo del avión ruso le sirvió a los miembros de la OTAN para darse cuenta de que Putin no quiere ni puede lanzar un ataque masivo contra ellos. Esto porque China, aunque ha mostrado su apoyo a Moscú, no se ha convencido de enfrentar con todo a Occidente. El Fondo Monetario Internacional (FMI) por fin colocó al yuan en la canasta de monedas de reserva global (SDR), lo cual de alguna manera alivia un poco la tensión que Beijing le estaba poniendo a las principales autoridades financieras del mundo, que se resistían a dicha inclusión. Dicho de otra forma, esta fue una jugada maestra del FMI que aprovechó la fortaleza de la alianza ruso-china para seducir a este último a mantenerse en el sistema financiero dominado por Occidente. 

O sea, que es posible que con este gesto del FMI China pueda cambiar de estrategia y esperar un poco antes de revolucionar la arquitectura financiera global, de acuerdo a su peso real en términos económicos. El objetivo ulterior de Occidente es alejar a China de Rusia como ya hicieron con los turcos y Putin.

Es por eso que el discurso de que ‘Assad debe irse a toda costa’ está siendo resucitado por David Cameron, François Hollande y ciertamente Barack Obama. Esto explica también por qué la OTAN finalmente se animó a atacar al Ejército sirio directamente, responsabilidad que le comenzaron a arrebatar a sus múltiples mercenarios en la región. Ya le había dicho, estimado lector, que las naciones utilizan mercenarios cuando el pueblo no quiere la guerra. Sin embargo, la incisiva propaganda del terrorismo tiene aterrados a muchos, que renuentemente están apoyando la guerra en otras latitudes, así como también la limitación de libertades civiles en casa.

El gobierno sirio presentó la queja correspondiente a través de su representación diplomática en la ONU, en relación a los ataques ilegales de la OTAN en su tierra. Como era de esperarse, la ONU no resolvió nada. Ya sabemos que es una extensión de relaciones publicas de Occidente, por lo que es prácticamente imposible que detenga a los empecinados e impunes neocruzados para los que trabaja.

Llama la atención el caso alemán, ya que como le venía diciendo, el público y la clase empresarial no quieren la guerra. Los primeros por sentido común. Los segundos por el simple hecho de que tienen demasiados negocios con Rusia, China y el resto del orden multipolar. 

El botón rojo lo presionó la clase política, consciente de que si EUA y su petrodólar sucumben, esto arrastraría de inmediato al euro. En pocas palabras, los intereses financieros de la banca germana son más prioritarios que la opinión pública y los empresarios e industriales.

Al final lo que está en juego son más de cinco siglos de liberalismo occidental, por lo cual este conflicto es, además de uno energético y financiero, uno cultural y civilizatorio. Comoquiera que sea, Vladimir Putin ya dijo que no se tocará el corazón para lanzar el primer ataque si se le sigue provocando. 

Esperemos que a los monos que fuerzan el timón del barco humano no se les ocurra lanzar las armas nucleares.

Blog: danzanegra.blogspot.com
juanguerra@hotmail.com

No comments:

Post a comment