Tuesday, 22 September 2015

Rusia en Siria

'Siria podría ser liberada de ISIS en unos meses con la ayuda de Rusia'

Nicolas Sarkozy (1955-) expresidente de Francia

La presencia rusa en Siria modifica el orden de fuerzas en el multifacetico conflicto.

Siguiendo la misma línea del discurso del terrorismo, Moscú está reforzando su ayuda para el vilipeniado régimen de Bashar Al–Assad, con miras a construir una nueva base militar que le permita controlar todavía más los destinos de la región, así como asegurar su salida al mar Mediterráneo.

Vladimir Putin dijo hace unos días que el terrorismo de grupos fundamentalistas como ISIS pone en riesgo a varias naciones de Medio Oriente, lo cual lo hace ver como un protector moral y, ciertamente, un policía de los asuntos de esa convulsionada parte del mundo. En pocas palabras, Putin le arrebató el chicote a Obama.

Dicho apoyo será fundamental, ya que los cuatro principales enemigos de Damasco –Israel, Arabia Saudita, Catar y Turquía– se han aliado para conspirar en su contra. La razón sionista es aderezada por las ganas del presidente turco Erdogan de derrotar de una vez por todas a la ‘‘insurgencia’’ kurda, mientras que Arabia Saudita, al igual que Catar, desean eliminar a Assad para poder atravesar por Siria sus oleoductos y gasoductos. Es por eso que a todos conviene la imposición de un régimen de corte Sunita, que encima de todo contrapese al chiísmo iraní.

Por su parte, EUA realmente no quiere deshacerse de los extremistas, ya que son la terrorífica justificación en turno de su intervencionismo, como también la herramienta mercenaria que le permite tejer las redes para perpetuar el statu quo de su petrodólar. Asimismo, Washington quiere privar a Rusia de su aliado Assad y de la salida al mar Mediterráneo, lo que en síntesis serviría para profundizar la presencia estadounidense en Medio Oriente, con miras a bloquear la consolidación del bloque eurasiático.

Por eso es que el Pentágono escala su amenaza militar contra Rusia. En esa línea, el ejecutivo de finanzas Michael McCord ha dicho que el presupuesto militar de 2017 reflejará la preparación para un enfrentamiento con Moscú.

Otra de las urgencias para dicha institución bélica es tratar de prevenir que Israel sucumba ante la presencia Rusia, ya que ésta limita en gran parte la política exterior de Tel–Aviv.

Y mientras todo esto acontece, los sirios expresan su inconformidad con la presencia estadounidense, a quien ademas culpan de haber creado a ISIS. El 80% de los encuestados por ORB International constatan esta última afirmación.

La ironía de la lucha americana es que su fin ulterior es remover a Assad y no eliminar a ISIS, como su propaganda lo asevera. Fue en 2012, cuando el conflicto apenas había causado 7,500 muertes, y no 250,000 como ahora, que Moscú ofreció pactar la salida de Assad a EUA, Francia e Inglaterra. Éstos declinaron la oferta, ya que aseguraron que Assad estaba a punto de caer.

Todo esto fue declarado por Martti Ahtisaari, expresidente finlandés y ganador del Premio Nobel de la Paz en 2008, quien además aclaró que el rechazo de la oferta rusa había agravado el conflicto fuera de toda proporción.

Este hecho, sumado a la subida de la beligerancia del complejo burocrático industrial y militar de Tío Sam, comprueban que su prisa es por mantener la hegemonía sionista en Medio Oriente, algo que ciertamente está causando estragos entre algunos miembros de la OTAN.

La ministra de Defensa alemana, Ursula von der Leyen, dijo la semana pasada al diario Der Spiegel que ‘‘la intención de Putin de luchar contra ISIS era bien recibida, ya que se trataba de un asunto de interés mutuo’’. En este mismo sentido se dio la declaración del ministro de exteriores austríaco, Sebastian Kurtz, quien subrayó la necesidad ‘‘del involucramiento de Assad en la lucha contra ISIS’’. Enfatizó que ‘‘esta lucha no será posible sin Rusia e Irán’’.

Sin embargo, existen corrientes de pensamiento en Inglaterra, Francia y la misma Alemania, que consideran que la remoción de Assad no es negociable, posición que se ha recrudecido con la reciente crisis de los refugiados en Europa. Algunos creen que el principal responsable de la masiva migración es Assad mismo, por lo que es muy factible que se mantendrán en oposición a la presencia Rusa.

La verdad de las cosas es que el accionar de occidente dependerá mucho de lo que haga Alemania, potencia que en el pasado se ha mostrado renuente a intervenir en Libia, Ucrania y el mismo Siria.

Ojalá y esto se resuelva a favor de las mayorías, las cuales otra vez se han convertido en las principales victimas de las grandes potencias, que usan y desusan territorios y culturas ajenas para sostenerse en el poder.

No comments:

Post a comment