Sunday, 1 March 2015

Contradice la Mossad a Netanyahu


´Irán esta más cerca que nunca de obtener material enriquecido para una bomba nuclear´

- Benjamín Netanyahu (1949- ) Primer Ministro de Israel

Nuevas revelaciones de la policía secreta israelí contradicen seriamente al propio primer ministro de ese país, Benjamín Netanyahu, que en repetidas ocasiones se ha referido a Irán como una inminente amenaza nuclear.

´Es cuestión de meses, posiblemente semanas, para que los Ayatolás tengan suficiente uranio enriquecido para su primer bomba´.  A estas declaraciones hay que sumarle las que hizo frente a las Naciones Unidas en Septiembre del 2012, en donde con dibujo de bomba en mano, trató de generar temor e insistió con su recalcitrante postura en contra de Teherán.

El llamado ´Bibi´ aseguró que la información incriminadora  fue proveída por la OIEA (Organización Internacional de Energía Atómica), que es el organismo técnicamente más serio relacionado con todo lo nuclear.

Frente a esas aseveraciones, aparece la paradoja: la misma Mossad, el servicio secreto internacional israelí, contradijo los supuestos hechos empíricos vertidos por Netanyahu, quien pareciera perder progresivamente su legitimidad ante la opinión pública mundial.

En una nota aparecida el pasado 23 de febrero, la cadena árabe Al Jazeera reportó la aparición de un cable secreto que la Mossad envió al gobierno sudafricano, en el que la central de inteligencia israelí concluía que Irán “no está llevando a cabo actividades para producir armas nucleares”.

Lo más curioso es la plausible sincronización de los tiempos, ya que, como sabemos, Netanyahu se dirigirá al congreso estadounidense este martes 3 de marzo para tratar de convencerlos del “peligro” de que mejoren las relaciones entre Occidente e Irán.  No pareciera coincidencia que esto salga a luz ahora,  ya que existe una lucha de poder en EUA entre republicanos y demócratas por el futuro de su relación con Israel.

Obama está muy cerca de lograr un acercamiento histórico con Irán, país que, según el cable de la Mossad, no tiene prisa por armarse en grande. Ello pese a la realidad geopolítica de la región -que incluye a un Tel-Aviv armado con bombas nucleares-, que justificaría los intentos  de sus vecinos para balancear el poder.

No sólo los demócratas en Washington están interesados en restablecer relaciones con Irán, si no que también Inglaterra, Francia y Alemania, que junto con Rusia y China, forman parte del ´eje´ diplomático a favor de la paz con Irán, y por ende, de finalizar  con las sanciones económicas y comérciales en su contra.

Estamos frente a un parteaguas histórico, estimado lector.  Sin embargo lo que el grupo de Netanyahu y sus clientela republicana desean es perpetuar el arreglo geopolítico y estratégico que existe desde la Segunda Guerra Mundial, con un EUA apoyando unilateralmente a Israel en lo económico, lo olítico  y lo militar, y olvidándose de los países vecinos.

En ese sentido, Obama parece tratar de diversificar sus relaciones en la región, ahora que el mundo se pregunta seriamente si el rol que juega Israel es meramente ´en defensa de la Tierra Santa´, o se trata de un violento expansionismo bélico que no hace más que acumular odio y rencor entre sus vecinos árabes.

He dicho en columnas anteriores que Europa ya ha cambiado su postura en relación a Medio Oriente, y que específicamente están apoyando la creación de un Estado Palestino en la ONU.  Eso es quizá lo que le preocupa a Netanyahu, a quien se le ve y escucha ansioso por mantener el status quo a toda costa.

Pero oponerse a la visión de Netanyahu no es oponerse a Israel. Ni Europa, ni las voces disidentes en EUA, ni por supuesto la propia Mossad cuestionan la legitimidad de la nación judía y su derecho a vivir en paz. Sin embargo, en Occidente se escuchan cada vez más aquéllos argumentos que son distintos de la visión radical y belicista del veterano líder israelí.

El problema que enfrenta Netanyahu es que su popularidad se ha venido abajo, y según el periódico israelí Haaretz, apenas 38% de la gente le da su aprobación (encuesta de diciembre de 2014). Esto no debería de sorprendernos, ya que lideres del mismo servicio secreto domestico ´Shin Bet´ han declarado en contra de su liderazgo, calificándolo de mesiánico y beligerante. En 2012, esos líderes acusaron a Netanyahu y a Ehud Barak de engañar al público con el tema de Irán.

Habrá que ver que sucede en el congreso de nuestro vecino del norte la siguiente semana. Esperemos que Washington pueda echarle un vistazo honesto a un Medio Oriente, que con su política exterior ha destrozado.

No comments:

Post a comment