Friday, 29 September 2017

El envejecimiento es chistoso porque nos va enseñando a ser, ya que es lo único que dejamos cuando nos vamos, eso que hicimos con lo que nos dieron, no en cuerpo, ni siquiera en alma, si no en posibilidad de genuina presencia.

Nos decepciona vernos marchitar, al igual que recordar los momentos de supuesta perfección física, los cuales con todo y lo que había, comoquiera nos quejabamos en permanente insatisfacción, ya que siempre nos faltaba algo para ser ideales, sometidos a la incesante y exigente pelotita mental llamada 'yo', que no deja de patalear cual niño sin dulce.

Por eso atesora el presente como nunca, pero más importante, saca lo que traes con lo que tienes ahora mismo, porque nunca habrá plataforma más ideal para serlo todo que ese cuerpo que hoy reluce.

Así que antes de buscar reproducirte por terror a no atreverte a ser, esperando que los tuyos finalmente lo hagan, mejor actua y trasciende con lo que tienes. Así tal vez se te baje la prisa por prolongar, delegar y apresurar a otros, para que sean lo que tu no quiziste ser.

No comments:

Post a comment